Finestrat, 7 - 08026 Barcelona
CERRADO TEMPORALMENTE

7 frases cansinas que habrás oído sobre fumar cannabis

¡Buenas chicos y chicas!

Este mes queremos difundiros nuestro “know how”, “expertise”, “savoir faire” o hablando en cristiano, nuestra sabiduría experiencial sobre el consumo de cannabis. Eso sí, con mucho humor y alegría que para eso estamos!

Existen muchos estudios sobre los efectos que produce el consumo de cannabis, pero hay tantos que afirman una cosa como la desmienten. Como muchos ya sabréis (porque “yo no soy tonto”) los resultados de esos estudios dependen en un buen grado de la ideología de quién esté detrás echando unas “monedillas”. Así que, ¿cuál creernos? ¡Pregunta a los sujetos activos!

Si fumas cannabis…

Te vas a quedar tonto

¡Quién no ha escuchado esto alguna vez! ¡Qué cansinos! Pues en primer lugar queremos dejar claro que si ya eres tonto, eres tonto y fin (lo sentimos). Sin embargo, la mayoría de gente piensa esto porque ya sabemos que más de uno y más de dos se pasan el día fumando y todos los días, como si fuesen vasos de agua. Los efectos de estar empanado y el “no me acuerdo de lo que estaba diciendo hace 1 segundo” duran mientras estás fumando y unas horillas después. Luego se van.

Con esto queremos decir que si no dejas espacio de tiempo suficiente para que el cerebro se recupere y respire, el ser tonto se convierte en una constante porque no permites que las conexiones neuronales que tienes en tu cabeza de chorlito vuelvan a su cauce y furulen bien. Como el de aquí abajo, vaya.

Te vas a enganchar

La adicción es psicológica. En cualquier caso, los cuelgues serios sólo afectan a personas que ya tienen de por sí esa “personalidad adictiva” o sean emocionalmente inestables (como el iluminado que estáis viendo). Si no le da por la botella, le dará por el tabaco. O por la comida, el móvil, bla bla.

Es peor que fumar tabaco

Teniendo en cuenta que es mucho más accesible, está aceptado socialmente y contiene alquitrán entre otras mierdas… no. El tabaco lo único que tiene de “bueno” es que no produce los efectos “idas de olla” de fumar un canuto, pero es jodidamente chungo. Aunque sólo sea porque los fumadores de tabaco pueden fumar muchos más cigarrillos que los de cannabis, por lo que la adicción y el daño que provoca el tabaco en el cuerpo es mucho mayor.

Si fumas cannabis de forma habitual, sí, puedes tener problemas respiratorios, tos crónica y la maldita carraspera de mocos asquerosos (como el tabaco, vaya) pero todo esto desaparece al cabo de un tiempo cuando dejas de fumar.

La legalización haría crecer el número de drogadictos

Sí, todos conocemos el caso de Holanda, pero recordad que “this is Spain”. Sinceramente, lo más probable que pasara es que al principio, al ser la novedad, sí habría un aumento considerable de fumadores. Pero al cabo de un -probablemente no mucho- tiempo de ser normalizado el consumo bajaría considerablemente. Como el PokemonGo, vamos.

En el caso de los menores es cierto que debería vigilarse especialmente porque es bastante cuestionable que estas “emociones” le sienten bien a un cerebro que aún está en proceso de maduración. Les dirían eso de "animalico él, lo que podría haber sido y en lo que se ha quedado". ¡No mola!

Cura el cáncer y otras enfermedades

Va a ser que no. Ni creemos que las prevengan. Simplemente, el cannabis sirve como paliativo en dolores varios que tienen las personas que sufren alguna enfermedad o dolencia. Al menos en este ámbito ya existen bastantes médicos que lo consideran una alternativa plausible en la prescripción (¿quizá por experiencia personal?).

Puedes morirte

No existe ninguna muerte asociada a jamacucos por consumir cannabis. Por meterse una botella entera de Ginebra a lo sant hilari, por poner un ejemplo, sí.

Te vas a quedar estéril

Lo mismo que quedarse tonto. Es temporal.

Resumiendo: Como en todo en la vida, factores como la educación, el acceso a la información, saber lo que haces y con cabeza son la clave.

¡Hasta la próxima, coleguillas!

Los comentarios están cerrados.